28 de septiembre de 2017

Lo que el sismo me dejó - 19 de septiembre 2017

Yo recuerdo en una sola imagen el sismo de 1985. Mi hermano y yo abrazados viendo como se mecia la lámpara en el techo de nuestra habitación: de los derrumbes de casas y edificios, de los damnificados y gente que falleció, absolutamente nada mas que los relatos que encuentra en diarios y lo que vió mi padre en su camino al trabajo.

Hoy que me tocó vivirlo con mucho mayor conciencia y presencia, es muy diferente.
Decidí salir a comer antes de mi hora acostumbrada, las 14:00, haciendo una escala en el baño que esta al exterior de la planta y da a las ventanas con vista al estacionamiento. Entre al baño, tome asiento y mi teléfono. No me dió tiempo de nada  mas cuando escuche un tremor grave. De inmediato pense en el ruido de los aviones, que son comunes en la zona cercana al aeropuerto donde trabajo, pero algo no me pareció común cuando senti movimiento, como si estuviera mareado. Todo lo piensas en instantes y así reaccione que era un temblor, fuerte lo sentí por que no pude levantarme con facilidad y mucho menos colocarme el pantalón y el cinto en su lugar.
Abrí la puerta del baño y salí casi tropezando. Mi intención era regresar a la planta para ayudar a que el personal, en su totalidad mujeres, saliera lo más rápido posible. Ya me dirigía al pasillo cuando escuchaba gritos de las trabajadoras y alcanzó alguna a cruzar la puerta antes que saliera yo al pasillo principal que da a la escalera por donde bajaría la gente muy asustada. El interior de la planta estaba oscuro a falta de iluminación natural y solo una lámpara de emergencia de ténue luz, permitía a los que pudieran estar dentro, ubicar la salida. La supervisora de empaque ayudaba a otra compañera a salir de la planta baja, las dos tomadas de la mano mientras yo me colocaba al pie de la escalera para pedir que bajaran rápido. Eran miradas de terror y algunas lágrimas de miedo. Gente que no tiene figura atlética y edades encima de los 40 son el promedio, me hacían pensar que alguna pudiera tropezar y así entorpecer la evacuación. Las lámparas de gran diámetro se mecían sobre nuestras cabezas, creía yo que alguna pudiera desprenderse empeorando la situación.
La supervisora de producción en lo alto de la escalera me decía - "la química y Rosalba no salieron". Le replique que bajará de inmediato, yo pensaba en subir para sacarlas de ahí. El movimiento no me dejo y acompañe a todas que se quedaran en el punto de reunión del estacionamiento. Tal vez el temblor cesó, no recuerdo bien, y regresé a buscar a la química y Rosalba. Las encontré en el pasillo ya dirigiendose a la salida. Pregunté absurdamente "¿Por que no salen?", y las guié hacia abajo.

Regresé ya con ellas al punto de reunión donde hacían intentos de comunicarse alguién para saberlos con bien. Ahí reaccioné de la misma forma e intenté comunicarme con mi esposa y saber como estaban ella y mi hijo de un año recién cumplido. No había éxito, con las redes saturadas las llamadas eran imposibles, el Whatsapp y su intermitente funcionamiento me ayudo a ver que mis hermanos y mi papá estaban bien, al contestar por el grupo familiar con unos emojis de pulgar arriba.
Todo fué muy rápido, me pareció mucho el tiempo en el que no podía comunicarme con mi esposa. Encendí la radio de mi carro para escuchar noticias, 13:18 sonó la llegada del mensaje de mi esposa diciendo que estaban bien. Les llamé la atención a las operadoras, quienes horas antes habían bajado durante el simulacro de sismo, haciendo mofa del evento, no era mi ienteción regañarlas pero sabía que eso podía hacerlas reaccionar del estado de shock en el que se encontraban. 

Una operadora me pidió que les dejará ir, para ver el status de su familia. Accedí y les pedí a todas que recogieran sus pertenencias y guardaran los materiales que estaban trabajando. Las instalaciones no presentaban daño alguno. Alguna de las personas mencionó que la barda frontal de la construcción vecina se balanceó como si fuera a romperse, y quedó inclinada hacia la calle.

Salí casí a las 2pm de la planta, el tránsito al momento era benévolo, escuchaba las noticiaas mientras recorría el circuito interior a 100 km/hr. Reportes de edificios derrumbados en la Condesa, en del valle, muy imprecisos aún, algunos cerca de la casa de mis padres en Iztapalapa. Aún no localizabamos a mi madre que había acudido a un desayuno de cumpleaños de una amiga en la zona de Coapa. En las partes altas del circuito buscaba con la mirada hacia la ciudad, señales que me indicaran cosas peores: humo, helicopteros, sirenas de ambulancia. Nada, solo expectativas negativas.

El tránsito en el circuito comenzó a detenerse al pasar por ermita, las salidas estaban congestionadas pero aún me dejaban paso libre. Tlalpan, Div del norte, Centenario, me salí en Universidad, pensando que mi esposa estaba en Sta Teresa e iría por ella y mi hijo, pero me mandó mensaje que en poco tiempo saldría a nuestra casa. Perdí algunos minutos en el paso para retomar el circuito  interior y alcancé a llegar al nuevo paso a desnivel que ya estaba saturado en su paso a Molinos. Dudé en tomar hacia Barranca del muerto y de nueva cuenta dirigirme a Sta Teresa pero decidí mal y me seguí. En el tunel, todavía con intermitencia de señal y miedo de que ocurriera una replica, alcance a llamar al telefono fijo de casa de mis suegros y le pedí a mi esposa que no saliera, que se quedará ahí hasta que disminuyera el tránsito de la ciudad.
Recibí mensaje de mi papá; mi mamá estaba con mi tía en su casa. Alivio por la familia que ya se había reportado en general. Mi hermano, de paseo en Europa, mando un video de un edificio derrumbandose en la esquina contraria de la manzana donde vive. Mi papá comentó que se había caido un en Torreón y Viaducto. Me acongojé por que la oficina donde el estaba está sobre la calle de Toreón. Mi hermano menor, dijo que el Tec de Monterrey se había caído. Yo acababa de ver que en Lomas estrella había edificios colapsados. Había derrumbes en zonas demasiado cercanas a los integrantes de mi familia. Mientras, yo seguía atorado en el tránsito del desnivel y bajo tierra en Mixcoac pensando en la posible réplica del temblor ocurrido.


Pasó hora y media en lo que volvía a ver la luz del cielo. Mis excompañeros de la Univesidad se reportaban en otro grupo de "Whats", todos estaban bien pero un poco asustados. El locutor de radio mencionaba la tragedia en el colegio Enrique Rebsamen, se me encogió el corazón una vez mas, por los niños que pudieran estar ahí y por que también llegué a pasar numerosas ocasiones frente a el. Me pareció muy cercano. Regina se comunicó conmigo y le dije que estaba atorado en el tránsito, sin poder moverme. Me sugirió estacionarme y esperar, sin embargo, no había forma de orillarme y dejar el carro, de por sí ya estaba yo estacionado en el mar de vehículos con conductores desesperados pero serenos. Avance otros metros y parecía que se movía un poco. Un vehiculo se detuvo y los que venían en el interior se bajaron para empujarlo. En el avance los alcancé y pregunté que necesitaban. Se habían quedado sin gasolina. Reflexione y me agradecí a mi mismo por cargar combustible temprano por la mañana en el camino al trabajo, si no, habría sufrido la misma suerte. No pude ayudarles, -lo siento- les dije.

Mas adelante otro vehiculo se detenía frente a mí, el conductor bajó y trato de empujarlo. También le pregunté que sucedió. "Se acabó la pila, lo apagaba cada vez que nos deteniamos y lo encendía cada vez que avanzabamos, pero ya no arrancó". Le dije "no lo muevas, acerque el cofre de mi Jeep hasta quedar muy pegados, saque los cables pasacorriente y logramos que encendiera. Afortunadamente pude ayudar en una situación que el tránsito no permitía solucion pronta y pudiera empeorar por el hecho de otro vehículo detenido.
Volví a marcar a casa de mis suegros, preguntando como estaba todo al momento. Sentí hambre y estaba yo pellizcando un queso que recogí antes de salir de la zona de mi trabajo, pero no mitigaba la sensación. Estaba a la altura del colegio Simón Bolivar de Mixcoac, si podía llegar a la glorieta de Goya sobre patriotismo dejaría el carro ahí hasta que mejorara la circulación.
Pensaba yo en el colegio derrumbado, e imaginé el rostro de mi hijo debajo de una mesa, o escombros dentro de un salón de clases, me dió mucha tristeza. Los niños son esperanza e ilusiones para sus padres, que ahora solo sentirían angustia y dolor por verlos ahí atrapados. Mi mente iba de un lado a otro masticando sentimientos y experimentando miedo. Recordé lo que mi mejor amigo me contó cuando murió su hermana, exactamente 32 años antes, cuando el Instituto Cultural se derrumbó por el sismo del 85. Estaba distraido metido en esos pensamientos cuando ya había pasado una hora más y alcancé la glorieta donde muchas ocasiones me reunía con mi esposa antes de casarnos para tomar un café y vernos para platicar un rato durante el día.
Fué ahí donde ví un indicio de la gente de a pie, organizada para dirigir el tránsito. Los que traían motocicleta ofrecían transporte gratuito a los que no quería tomar el metro veían imposible el uso del transporte público. Desviaban la circulación sobre extremadura hacia periferico y Revolución, por que estaba totalmente lleno sobre Av Patriotismo.
Era caótico pero no había ruido excesivo de claxón, como si supieran que debían guardar silencio en respeto a los demás. Por mas extraño la amabilidad de la gente y comprensión de otras al cargarse de paciencia ante la situación de no poder avanzar. Una ambulancia urgida de paso, era dirigida por ciclistas. Los vehículos se orillaban sobre la ciclovía para dejar libre paso al sevicio de emergencia.

Busque un lugar donde comer. Un local de comida tipo asiática me convenció. Pedí y busque en las redes sociales, mas información al respecto. Solicitudes de ayuda en sitios colapsados eran lo que destacaba. Un grupo de personas, parecían compañeros de trabajo, comentaban sobre lo que ocurrió en forma graciosa, antes con el simulacro y depués con el temblor, para ellos era algo que sucedió muy lejos, como en otro país, después de todo ellos se encontraban sanos y salvo. Me pareció grosera la actitud, pero tal vez esa indiferencia es lo que necesitamos para poder pensar con claridad en un momento de emergencia. Comí tan pronto me trajeron lo que ordené: Un plato de ramen, con berenjena, hongos y otras cosas que recuerdo. Me pareció insipida, pero no por sabor, si no por que eran los sentimientos de tristeza que me abordaron una vez mas.
¿Que iba a hacer yo? Debía ir con mi familia, en bicicleta pensé. La ecobici, pero no hay, Compraré una decidí, pero no había lugar. Mejor, voy a casa a ver como está, recojo algunas cosas depués voy por mi familia.
Entre al metro Mixcoac, de esa linea que esta tan profunda que me recuerda al Balrog del señor de los anillos y me parece un refugio en caso de un improbable bombardeo a la ciudad. Apresuré el paso, mientras mas rápido entre, mas rápido saldré de aquí. No estaban cobrando, aun así la estación estaba demasiado vacía. No tardo mucho el tren en pasar y solo era una estación la que me separaba del destino. No me fije en las personas, pero había silencio. Algunas conversaban en voz baja, eran trabajadores en alguna obra, por que llevaban su ropa con rastros de cemento al igual que el cabello. Salí rápido apenas se abrieron las puertas y otros mas echaron a correr. Subí las dos escaleras electricas detrpas de ellos hasta que nos detuvo una persona que ocupaba el lado izquierdo de la escalera. Apenas tuve espacio y retome la marcha hacia afuera de la estación.
El trásnsito sobre San Antonio y revolución era pesado, a pesar de ser regulado por agentes de policia.
Cruce y camine con velocidad. Llegue pronto al edificio, todo parecía normal. Subí las escaleras, el elevador estaba fuera de uso, encontré a una pareja vecina del piso donde vivimos y me dijo lo que los demás ya habían dicho, sobre unas grietas a la altura de la ventana de uno de los cuartos, esa grita se repetía en al menos 3 de los 5 pisos por los que pase al subir la escalera. No me pareció grave y asi le hice saber a mi vecino. Ese muro solo sostiene la ventana, y los castillos estan dentro de los departamentos. Entré a mi domicilio esperando ver muchas cosas tiradas, no fué así. Tan solo algunos juguetes del cuarto de mi hijo y un Tie-fighter que tenia sobre unos DVD en lo alto el librero del cuarto de televisión. Fue tranquilizante eso para mí. Encendí la pantalla para ver noticias, y preparé una mochila con ropa, pañales, una lámpara, una radio de baterias, mis navajas y el monedero que olvide en la mañana.

Tomé un baño rápidamente, para quitarme el sudor por la caminata rápida de la estación de metro al edificio y principalmente para relajar un poco el cuerpo. las noticias ya eran de mayor gravedad. varios edificios colapsados y las labores de rescate ya comenzaban. Salí del departamento no sin antes, agradecer al creador por el bienestar de todos y pedir nuevamente protección.
Baje rápido las escaleras, cruce el pasillo, eche un vistazo a la construcción de la segunda etapa del condominio, evalué que no se veía daño y sali a la calle. El tránsito desapareció, ciculaban ya muy pocos vehículos y la luz de día comenzaba a disminuir. Pense en las labores de rescate que serían obstaculizaadas por la caida de la noche, y deseé que no cayera la lluvia.
De nueva cuenta al metro, no detuve mi marcha ni en las escaleras electricas, hasta llegar al anden que lucía completamente vacío. Para una película de terror



Me dí el tiempo de tomar una foto en lo que llegaba el tren, que también iba muy vacío. Ya tenía yo la intención de llegar lo mas pronto posible a Sta Teresa. Quería ver a mi hijo, a mi esposa. Ya no me detuve más y sali corriendo del tren y del andén. Salí de la estación y vi que las dos avenidas que estaban a reventar de carros horas antes, ahora estaban vacías. Compre un garrafón de agua y me dirigí al carro. Muy pocas personas se encontraban en la zona. Con precaución veía la gruá en el edificio en construcción justo donde deje mi carro, esperando que no pasará algo que se reporte como accidente en días posteriores y ser el titular de alguna columna noticiosa. Aprovechando la circulación, tome Patriotismo, extremadura y revolución. Di vuelta en Molinos hasta periférico que también parecía una calle fantasma. Si conté 20 carros en todo mi trayecto hasta el hospital Ángeles fue mucho. Habían abandonado las calles.

Llegué al condominio y deje el carro en un lugar de un vecino que siempre llega muy entrada la noche. Con las cosas que traía en el carro, subí las escaleras lo mas rápido que pude, alumbrando con la lámpara que llevaba y cuidando de no golpear con mi cabeza las lámparas que estan en el techo bajo de cada piso. Toque la puerta y me abrió mi esposa. El departamento estaba a oscuras como el resto de la unidad y solo unas cuantas velas alumbraban un poco. Deje las cosas dentro y le dí un fuerte abrazo, pregunté por Leonardo. Está durmiendo en el colchon del cuarto. Lo ví, con su rostro tierno y un esbozo de sonrisa en la comisura de la boca. Estaba tranquilo, después de mucho tiempo estaba en casa con mi familia.

Las comunicaciones lentamente se recuperaban, la energía eléctrica regreso a los pocos minutos de estar yo ahí. Comentamos lo que habíamos vivido durante el sismo. Y nos enteramos de la tragedia en la ciudad. Como la gente acudió para ayudar de manera pronta. Ya había rescatados, ya se tenía noticias de fallecidos, damnificados, desaparecidos, edificios y casa colapsadas; pero mas del corazón de la gente y de una frase México esta en pie. Con la ciudad sufriendo esta situación también hizo que voltearamos a ver a los otros estados que les había ido mucho peor, en parte proporcional. La ayuda no se hizo esperar.  Un México del que te sientes orgulloso y de la gente que lo hace grande.
Primos mios de que inmediato acudieron al Colegio Enrique Rebsamen o a la fabrica en Chimalpopoca y Bolivar, Otros acopiando recursos para ayudar. Transmitiendo mensjaes de ayuda y canalizando la misma para que los que puidean apoyar lo hicieran de la forma adecuada. Todos a una persona que en su vida habían visto, menos saber el nombre.

En las tragedias se aplica mucho esa frase, en la que hacemos una separación de gente a la que verdaderamente le importa, "A los amigos en la enfermedad y en la muerte".
Así pasó con la ciudad de México. Tras los edificios, casas, escuelas y otras construcciones derruidas por el muy fuerte movimiento sísmico, salieron las manos de ayuda. No eran los amigos, no eran familiares, eran miles de manos desconocidas y aun temblorosas por el miedo, que comenzaron a mover piedras que atraparon a decenas de personas. No era gente capacitada en emergencias, ni siquiera sabian palear arena, grava...que se yo. Pero si sabían moverse para brindar ayuda inmediata.




15 de marzo de 2017

Inicio de temporada de LFA 2017

¡Comenzó la 2da temporada de la LFA en México! Nunca he negado mi gusto por el futbol americano y mi preferencia sobre todos los demás deportes. Con el orgullo de ver jugar a mi hermano menor en una faceta profesional con el equipo de Condors y con las buenas jugadas que lo han caracterizado, al igual que las lesiones a lo largo de su carrera en el emparrillado.



Es bueno ver que la gente asiste y participa en esta liga en desarrollo. Considero este deporte como uno que forja carácter y decisión firme. No da opciones a equivocaciones jugada tras jugada. Es un trabajo de equipo por mas alejado que pueda estar un jugador del balón. Te obliga a ser fuerte, constante y por supuesto a cuidarte. Nobleza dentro de la rudeza; aunque nos impacta y gustamos de ver fuertes bloqueadas o tackleos, sabemos que el rival es humano.






Aproveché para capturar algunas imagenes usando mi camara EOS T6 y una lente 75-300mm. Algo retirado por estar en la tribuna, sin embargo me agrado la experiencia de usar una lente con mayor alcance (y que descubrí excelente para tomar fotografías de rostros).


 Habilidad, tenacidad y destreza son algunas virtudes necesarias para sobresalir en el deporte de las tackleadas, aunado a la preparación física y agilidad mental para decidir como correr la tarea particular a desarrollar durante las diferentes jugadas.

Para los que disfrutamos este deporte, espero que tenga mayor auge este año. Los patrocinadores vean la oportunidad de negocio, así como otros empresarios para que veamos mas equipos y participantes en el Futbol Americano de México. Asistamos cada semana y veamos jugadas espectaculares como las del siguiente Top 






28 de noviembre de 2016

Hospicio Cabañas - de paseo y foto

El combinar el placer con la cultura es una de mis actividades preferidas.
Sales a conocer lugares, dentro del tiempo de esparcimiento que concibes, y aprovechas para aprender sobre lugares con historia en sus muros.
Así es el Hospicio Cabañas en Guadalajara.


Destacando el trabajo de muralista José Clemente Orozco, son sus tonos grises y escarlatas predominando la ideología socialista y del trabajador que siempre lucha. Sin embargo aquí se da una perspectiva diferente a lo que se acostumbra observar del artista. La presencia religiosa, por el origen del lugar, suaviza la protesta en las pinturas sobre los muros y vuelve mas espiritual al modo en que lo permite la ideología de Clemente.


Es un trabajo majestuoso, considerando la altura de la construcción diseñada por Tolsá. Una estructura que tiene calidez en el exterior, la pintura le da un ambiente lugubre y oscuro. La iluminación natural coopera a la sensación de poca luz. Solo la que entra en mayor cantidad por la cúpula clementina, como se le llama tras el trabajo de Clemente Orozco.

El hombre en llamas
Esta pintura es el icono representativo de toda la obra. El hombre en llamas; algunos lo interpretan como la ascensión y salida del hombre, pero todo depende del ángulo en el que se admire.


Por que también vemos la caída del mismo. 


Es una obra arquitectónica fascinante, de gran área. Belleza exquisita de gran amplitud. No quiero penetrar demasiado en la historia del hospicio, que recibió ancianos como asilo y niños que debían recibir corrección y educación. Espero mis fotografías le hagan justicia a lo bello del arte plasmado en piedra y muros del edificio.

 


 









9 de noviembre de 2016

La trumpada y nuestra reacción

Observamos y nos preocupamos por las elecciones en el país vecino por qué así nos obliga un mundo globalizado. Por qué siempre hemos dependido de lo que suceda en otros lados, cuando la verdadera preocupación es como nos debe ir a nosotros mexicanos por las acciones propias de México. 
En lugar de agarrar a los delincuentes, en lugar de atacar los problemas, en lugar de corregir los errores. El dólar sube y el resto de las monedas y mercados caen paradójicamente, cuando el día de mañana los negocios seguirán corriendo tal y como ayer. Especulaciones pesan más que las acciones. Es como si dijeran "Ganó este pendejo, mañana no tendremos hambre así que no compremos, no produzcamos, no trabajemos". Siempre estamos esperando que va a hacer el de arriba (norte) para ver si le aplaudimos y su mirada de reojo y las migajas nos ponen en el panorama y calmamos él hambre. Dejemos de ser el reparto y seamos protagonistas. 
Ojalá pensando y gritando "actitud positiva" como mantra resolviéramos las cosas, pero se tiene que actuar con respeto y esfuerzo positivo para tomar el verdadero rumbo. A este país se lo está llevando la chingada, Peña Nieto se equivocó al declarar que no cree que haya alguien que todos los días se levante pensando en cómo joder a México, pero si muchos andamos con el pensamiento de como joder al otro para que a 'mi no me vaya' mal. 

Reflexiona y haz lo que debas hacer para que, en verdad, las tempestades no afecten la solidez de tu casa y bienestar. Trabaja y produce por qué no nos queda de otra.

24 de octubre de 2016

Entre alebrijes y fotos

Me da gusto retomar este blog que ha estado mas que abandonado. Y es que con el nacimiento de mi hijo aproveche para comprar una cámara EOS T6 de Canon, con la intención de hacer una serie de fotografía y video recopilatorios de su llegada.
Pero la razón de escribir de nuevo, es con intención de mejorar en mi escritura, redacción y también publicar fotografías obtenidas con mi instinto amateur para captar instantáneas.

Este fin de semana se llevó a cabo el ya tradicional desfile de alebrijes.
Donde encuentras verdaderas muestras de talento en artes plásticas. Las figuras con detalles en las pieles que adornan, garras, alas, y cuerpos de criaturas fantásticas que solo nuestra mente puede concebir.

Se que un alebrije es una criatura fantástica y muy relacionada a la fauna mexicana. Mezcla de criaturas reales y con elementos salidos de la imaginación del creador. Con colores vistosos y de piel adornada. Así que no existe una regla para decir que si es y que no es, sin embargo, a mi gusto y criterio he determinado algunos elementos de los que debe componerse un alebrije:

  1. Debe ser una criatura o mezcla de varias (mítica o real).
  2. Es un juguete mexicano artesanal.
  3. Es una criatura orgánica (nada de robots, cuerpos metálicos, cables o uso de tecnología)
  4. Colores vivos en mas de un 60% de su cuerpo. 
  5. Poco uso de colores opacos y oscuros, ni chillantes, metálicos o fluorescentes.
  6. No se abusa de las figuras geométricas básicas en el cuerpo o en la "piel" de la criatura.
  7. No tiene piel lisa (adornada con diferentes motivos a semejanza de piel animal)
  8. Utiliza materiales como papel mache, cartón, para la base y el cuerpo.
  9. No tiene cara antropomorfa



El trabajo realizado por los artistas es de admirar. Hay quienes dedicaron gran espacio y tiempo para detallar cada centímetro del cuerpo de su bestia, no solo con pintura, si no con simulación de escamas o pelo en algunos casos. Incluso en alguna figura se observa la escala de tonos del rojo al marrón para colorear las escamas que conforman la cola de la criatura.


Me agrada ver que la gente aprecia el trabajo realizado y no dejan pasar la oportunidad de fotografiarse junto a su favorita, simulando que son parte de la escena y con alguna acción aprovechando la pose permanente del alebrije. Por ahí escuche varias ocasiones, que la gente preguntaba si no vendían alguna réplica para llevarla a casa; no obtuvieron respuesta afirmativa, solo de los oportunistas que llevaron productos a vender y de los animalitos tallados en madera y pintados, cuya cabeza y cola se suspenden con un hilo fijado al cuerpo.


Me parece que es una manera en que México no pierde sus costumbres y de dar a conocer un elemento parte de su cultura artesanal, al invitar a participar en la creación y posterior exhibición con ayuda de un desfile, a lo largo del Paseo de la Reforma. 


Por que también aprovechan para que adultos y niños plasmen maquillaje en el rostro y sean parte de las muchas catrinas y calaveras que serán participes de la celebración. Eso fue un obstáculo para poder admirar con mayor detenimiento y acercamiento a muchas de las esculturas, ya que las mesas de maquillaje se interponían, junto con los artistas y maquillistas.


 

Es bueno conservar esas tradiciones que identifican a un pueblo, pero que atraen a los demás a continuarlas y a los extranjeros a disfrutarlas como parte del colorido de un país. 


Aquí estamos retomando las tradiciones del día de muertos y creando una nueva. El desfile de los Alebrijes

8 de diciembre de 2015

Las Infusiones - Twinings®: Green tea - Jasmin


 Y es que me ha dado por probar diversas bebidas y platillos en este andar.



Una cosa tan banal como que seas elegido por una comunidad de personas a las que se les ofrece un producto, y que con opiniones sencillas y objetivas den a conocer al resto de sus amistades, contactos, conocidos y extraviados que se crucen en el camino de las redes sociales, la opinión que merecen estos.

Así es que haré comentarios sobre esta marca de infusiones y tés. Twinings® Green Tea - Jasmin.

Tiene un sabor discreto y exquisito. Me trajeron el termo donde lo tomo y desde ese momento percibí el aroma suave de la flor de jasmín. La confundí brevemente con frutos por la mezcla con la hoja del té verde, pero en el segundo momento de disfrutar el aroma me convenció de que suaviza la escencia de la hoja con la flor que predomina desde el primer sorbo.
Hay que seguir la recomendación de preparación de usar agua caliente a punto de hervir, para evitar "quemarla" y dejar que lentamente se llene el agua de su sabor.
Disfrutable ahora que comineza mi jornada laboral, se ha hecho muy agradable.
#ATasteOfClass 



Recomiendo este té



Cómo parte de la campaña de The Insiders de degustación de la marca Twinings®  

17 de abril de 2012

Degustando

Esta es la segunda entrada de esta sección de mi blog. Wikipedia será mi fuente de información por el momento. La Cerveza es una bebida antigua obtenida por fermentación de granos cereales. No obstante la más común de cebada, hay de trigo, maiz y avena, que serán factor en el color de la cerveza.

Hoy les presento Quilmes.



   
  • Nombre: Quilmes
  • Variedad: Clara
  • Origen: Argentina
  • Cantidad: 320 ml.
  • Fuerza: 4.9%
El sabor amargo de la cerveza es diferente por la combinación de la malta. Tiene un sabro suave sin parecer una lager. Para acompañar con un buen corte de carne sin duda será una elección buena (sobre todo si no te gusta el vino). Le doy 4 Estrellas