28 de noviembre de 2016

Hospicio Cabañas - de paseo y foto

El combinar el placer con la cultura es una de mis actividades preferidas.
Sales a conocer lugares, dentro del tiempo de esparcimiento que concibes, y aprovechas para aprender sobre lugares con historia en sus muros.
Así es el Hospicio Cabañas en Guadalajara.


Destacando el trabajo de muralista José Clemente Orozco, son sus tonos grises y escarlatas predominando la ideología socialista y del trabajador que siempre lucha. Sin embargo aquí se da una perspectiva diferente a lo que se acostumbra observar del artista. La presencia religiosa, por el origen del lugar, suaviza la protesta en las pinturas sobre los muros y vuelve mas espiritual al modo en que lo permite la ideología de Clemente.


Es un trabajo majestuoso, considerando la altura de la construcción diseñada por Tolsá. Una estructura que tiene calidez en el exterior, la pintura le da un ambiente lugubre y oscuro. La iluminación natural coopera a la sensación de poca luz. Solo la que entra en mayor cantidad por la cúpula clementina, como se le llama tras el trabajo de Clemente Orozco.

El hombre en llamas
Esta pintura es el icono representativo de toda la obra. El hombre en llamas; alguno lo interpretan como la ascensión y salida del hombre, pero todo depende del ángulo en el que se admire.


Por que también vemos la caída del mismo. 


Es una Obra arquitectónica fascinante, de gran área. Belleza exquisita de gran amplitud. No quiero penetrar demasiado en la historia del hospicio, que recibió ancianos como asilo y niños que debían recibir corrección y educación. Espero mis fotografías le hagan justicia a lo bello del arte plasmado en piedra y muros del edificio.

 


 









No hay comentarios: