21 de julio de 2009

Haciendo memoria, no recuerdo cuando deje la niñez, ni la física ni emocional, la mental aun no la dejo eso me consta, pero hablando en un concepto general.
Me percate mientras leia las Dragon Quest o Las aventuras de Fly, que me emociona en el sentido de hasta poder sentirme triste con la muerte de uno de los personajes de la historia.

Veo que aun me rio con las bromas bobas y las caras que dibujan. Me encanta la inocencia e ingenuidad de ese momento que es el resultado de la simpleza. Es como ver y oir a un bebe carcajearse con algo mas simple que el agua y aunque repetitivo el efecto es el mismo: te contagias de su risa.

Escuchando el Soundtrack de Howl's Moving castle me transporto al mismo mundo de hechicería y personajes fantásticos que lo habitan. Y me dejo llevar.

Que padre es cuando sientes esa pureza en tu interior y te sientes tan feliz y contento. Es como no saber lo que ocurre pero te gusta, algo desconocido que experimentaste pero ahora con todo tu haber sabes que es exactamente.
Me trajo a mi cabeza cuando veia Gigi, si esa niña que se "encueraba" en la television cuando su cristal magico la convertia en una chica mayor y con algun talento especial, y en uno de los episodios sus papas estaban muy tristes por que ella habia muerto. Fue un shock para mi, y me puse a pensar - ¿Como es posible que ella ya se murio y yo todavio no he crecido?- para mi primero habia tener una cierta edad para poder morir. No lo comprendia.

En fin... ya habia abandonado mi blogg. Lo comence a convertir en algo que ya no era yo. Supuestamente esta para que solo exprese mi pensar sin que interese a alguien. Lo llene periodicamente de frases, pero se que no funciono asi. Me quejo de la rutina pero aqui puse una todos los lunes, aunque lo positivo es que me hacen decir lo que traigo en ese momento. Ya habra mas de mi mente confusa y cochambrosa.

1 comentario:

Paulina dijo...

Cuando algo ( o alguien) se vuelve rutina.. entonces vamos mal. Bueno espero haberme explicado jaja.

Besos J!