11 de marzo de 2010

Pensando en ti, me acorde de...

No puedo dejar la música de lado en gran parte del día. Mi iPod me acompaña (jaja, cual fiel perro, pero sin correa), y siempre me recuerda algún momento, persona, situación o evento. No se que otra cosa se rasque en el subconciente que termine siendo extraida como si fuese una excavación en busca de reliquias.

Pero no es todo, no solo el poner las imágenes frente a mis ojos, sino también el sentir; los olores no pueden faltar. El fresco del bosque, la flor del perfume, la marea de su cabello. Recuerdos de texturas bajo mis dedos, o sobre mis hombros y espalda. Dicen que recordar es volver a vivir, yo digo que es ansiar a sentir nuevamente.

En un desfile sin igual de artistas, que sería prácticamente imposible juntar en un escenario para realizar un concierto personal. Inspector, Elefante, Belanova, Evanescence, Camila, Panteón Rococó, David Tavaré, Reik, Kudai, Leona Lewis, Daddy Yankee, Moenia, John Williams, Don Omar, ATB, James Blunt, Yuridia, Nightwish, Wisin & Yandel, Hans Zimmer, Reyli, Taylor Swift, Carlos Baute, Jordin Spark, Aventura, Jesse & Joy, Lady Antebellum, Journey, Dash Berlin... Un repertorio que se ha acrecentado en estos años. La unica similitud entre todos ellos, es que son los que le ponen musica, al igual que en una pelicula, a los momentos de distintos sabores. Es posible que exista una tendencia entre anhelos y desprecios, sin embargo, es un maldito collage de personalidades y de historias diferentes. Si, así es igual que mi cabeza.

1 comentario:

Pequeña Saltamontes dijo...

Asociaciones mentales, les dicen.

Ya pasará.

Un día escucharás esas canciones sin sentir ninguna emoción particular.