4 de noviembre de 2010

de todos los días... que te acuerdas

Si este fuera mi diario, le pondria milenario, por la frecuencia con la que escribo en el. Mis vivencias, lo que se siente, lo que duele o te alivia. Ganas de enterrar el lapiz en ese pensamiento profundo que alguna vez fue retorcido y te dejo vacío.

No llevarás un diario por que no encontrarias ni siquiera un Arbol con el follaje suficiente para plasmar, la mitad, de lo que has vivido. Experiencias, disgustos, "crushes", idas al cielo... aunque solo fueran algunos detalles.

Uno elige que escribir en su diario. Todos tenemos uno, solo que no siempre escarbamos en nuestra cabeza para recordar como fue que ocurrio. Tal vez sea, en ocasiones, miedo por recordar que hicimos alguna vez. Pero como nos gusta revivir lo inolvidable.

Cápsulas del tiempo, Letras y palabras, mal escritas o sin entintar. Es solo dejar que la mano diga lo que la cabeza siente. Recuento de algunas sonrisas felices interrumpidas por lagrimas de coraje y tristeza. Las caidas de rodillas raspadas, dias de gloria, sueños y deseos. Amores funestos, odios de dias blasfemos.

No necesitarías de un contador para sacar el balance de positivismo en un año de tu vida. Quedarás a deber?? recibirás una devolución grata de caricias??

2 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

¿Fue aniversario de tu blog?

Yo creo que el escribir tus vivencias es de alguna manera un testimonio de tu vida.

Seguro ya mayores, si llegamos a serlo, leeremos lo que escribimos ahora y pensaremos "¿en verdad hice o pasé por eso?"

Y creo que será bonito n_n

Tomander dijo...

Es verdad!!!! Fué el segundo aniversrio de este blog quita tiempo de los lectores y desahogador mio.
Y no escribí un solo acento en el mes de octubre.

Vaya ingratitud la mía